82%

de los latinoamericanos están preocupados porque las tiendas no practican una higiene segura.