67%

ha disminuido la cantidad de compras impulsivas, mayormente a raíz de la reducción de sus ingresos.